Author: | Category: Transporte por carretera |

fotoJoseVicente-225x300

Llevar una vida saludable depende en gran medida del tipo de trabajo que se realiza. Los conductores de camiones tienen que enfrentarse con las desventajas de este oficio como es estar mucho tiempo sentado delante de un volante, horarios de comida y turnos de trabajo cambiantes, estrés, soledad, ansiedad,etc. Tener unas condiciones de trabajo adecuadas, así como la promoción de medidas por parte de las empresas para mejorar la calidad de vida de los conductores, es fundamental para hacer que este oficio sea cada vez más gratificante.

Está claro que las condiciones de trabajo influyen en la salud de los trabajadores. El estilo de vida del trabajador también repercuten en su rendimiento laboral.  En el caso de los transportistas que tienen que dedicar la mayor parte de su tiempo conduciendo un camión,  éstos son afectados en su vida por diferentes factores perjudiciales como: vibración transmitida al cuerpo, ruido, trabajo por turnos, descanso insuficiente, régimen de comidas desorganizado, tiempos de conducción prolongados , posturas extenuantes, etc. Pero no solo eso, sino que además el entorno de trabajo no es el mejor, ya que tienen que respirar monóxido de carbono (CO), dióxido de azufre y otros gases contaminantes. Si a todo esto se le suma el estrés producido por el trabajo en sí y las dificultades del sector, el oficio de transportista no parece demasiado saludable.

El trabajador y el empresario deberían aunar esfuerzos

Está claro que cada uno es libre de tener los hábitos de vida que elija: tipo de alimentación, realizar ejercicio físico, dormir suficientes horas, etc pero es cierto que la empresa donde se trabaja también debería intentar que las condiciones de trabajo sean las óptimas. Porque sí que es cierto que se puede hacer y mucho. Vemos aquí algunas de las acciones que pueden llevar a cabo las empresas de transporte para mejorar las condiciones de trabajo de sus empleados:

  • Actividades periódicas de detección de riesgos para la salud donde un profesional cualificado asesore a los conductores en temas como dieta, actividad física, control del peso, hábitos de sueño, etc.
  • Organizar el trabajo y el entorno laboral para propiciar conductas saludables como por ejemplo introduciendo descansos periódicos para que los conductores pueden hacer pausas de comida adecuadas y ejercicio físico.
  • Conocer bien la a los trabajadores para adaptar la intervención a las necesidades específicas de cada uno de ellos.

Algunas de estas medidas pueden provocar no solo beneficios para la salud del trabajador sino también para la propia empresa, al disminuir el absentimo y generar así un ahorro significativo para la organización.

Todo esto puede parece algo utópico y poco frecuente pero la realidad es que existen muchas empresas en el sector del transporte que se toman la salud y el bienestar de sus trabajadores muy en serio.

Casos prácticos

Algunos ejemplos son la empresa belga Van Dievel que emplea a unos 90 conductores y posee 60 camiones. Esta empresa cuenta con un médico en su plantilla que realiza a los empleados un exámen medico anual. Así, el médico de la empresa junto con un ergónomo externo y 8 conductores elaboraron un programa de formación y un folleto para mostrar a los trabajadores de la empresa el modo de trabajar de manera saludable y prevenir los trastornos tanto musculares como esqueléticos.

Otro ejemplo es la empresa de Finlandia “Trim Truckers” que elaboró el proyecto “Trim Truckers” (Camioneros en perfecto estado). Lo primero que hizo la empresa es poner en marcha un programa  para detectar los problemas de salud de los conductores con la ayuda de un médico laboral interno.

Una vez que se determinaron los problemas, el médico ofreció a los conductores un asesoramiento sanitario preliminar y seguidamente les remitió a un especialista para la realización de pruebas diagnósticas y la aplicación de un tratamiento. Otra de las acciones de esta empresa fue incluir un servicio de almuerzos preparados para los conductores con una selección de comidas saludables. También se contrato a un psicólogo laboral para planificar turnos y rutas y mejorar la organización de las jornadas, de forma que los empleados dispongan del suficiente tiempo para descansar.

Así vemos que las empresas de transporte pueden hacer mucho por la salud de sus trabajadores. Con estas medidas además se consigue un mejor ambiente de trabajo, una actitud más positiva de cara al trabajo y el sentimiento de que el empresario se preocupa por sus trabajadores, lo cual muchas veces falta, provocando una actitud negativa y de rechazo ante el empleador.

¿Y en tu empresa? ¿Se toman en serio la salud del trabajador?

 

 

Fuente:  Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo – http://osha.europa.eu

 

 

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *