Author: | Category: Noticias |

Después de un año, el proveedor de servicios de transporte y logística Gebrüder Weiss da al primer camión impulsado por hidrógeno de su flota un buen informe provisional. El Hyundai XCIENT Fuel Cell estacionado en Altenrhein (Suiza) se utiliza a diario para el transporte minorista de corta distancia y ha demostrado su eficacia en todas las estaciones. Incluso cuando se conduce cuesta arriba, el motor eléctrico, que obtiene su energía de una pila de combustible, conservó todo su rendimiento. El vehículo comercial ahorra unas 80 toneladas de emisiones de CO2 al año.

Desde la entrega de las 36 toneladas en enero de 2021, el vehículo ha recorrido unos 70.000 kilómetros. El consumo era incluso inferior al valor indicado por el fabricante. En un año, sólo hubo una visita al taller para una revisión técnica. “La compra fue una inversión que valió la pena para ahorrar recursos en el transporte de mercancías por carretera. El camión es bien recibido por los conductores y, sobre todo, por los clientes”, resume Peter Waldenberger, responsable de la gestión de la calidad y el medio ambiente en Gebrüder Weiss.

Datos y hechos sobre el camión de hidrógeno de Gebrüder Weiss

  • Tipo de vehículo: Hyundai XCIENT Fuel Cell
  • Peso total admisible: 36 toneladas
  • Velocidad máxima: 85 kilómetros por hora
  • Capacidad del depósito: 32 kilogramos de hidrógeno
  • Tiempo de repostaje: 12 minutos
  • Presión en el depósito: 350 bar
  • Recorrido medio diario: 430 kilómetros
  • Duración total desde la adquisición: 70.000 kilómetros
  • Consumo: aproximadamente 7,5 kilogramos por cada 100 kilómetros
  • Alcance con un depósito de combustible: 450 kilómetros aproximadamente
  • Potencia del motor eléctrico: 350 kilovatios

Gebrüder Weiss tiene previsto utilizar en el futuro camiones impulsados por hidrógeno en Austria y el sur de Alemania. Los programas de subvenciones en Alemania hacen atractivo el uso al norte de los Alpes. El único límite es la disponibilidad de estaciones de servicio de hidrógeno, de las que ya hay nueve en Suiza. Además del camión de pila de combustible, la empresa de logística ya utiliza varios camiones de gas en Austria, Alemania y Serbia, así como camiones y furgonetas de propulsión eléctrica en la zona de Viena, entre otros, para el cliente IKEA en el sector del reparto a domicilio.