Autor: | Categoría: Noticias |

La industria del transporte es una de las más grandes en el país. El transporte de mercancías nos garantiza que recibamos los productos a la hora. Pero cómo los recibimos, no le gusta a todo el mundo: para camión. Los camiones son como minas explosivas, ruidosos y se interponen en el camino. Como de costumbre, las críticas se dirigen a los camioneros y no a los responsables. No obstante, hay organizaciones que ayudan los camioneros.

Hoy en día hay alrededor de 500.000 camiones registrados en España pero la tendencia muestra una caída. Dos tercios del transporte de mercancías son movidos en carretera. Es más económico y flexible. No es posible transportar mercancías por ferrocarril o barcos hasta la puerta. El camionero es obligado de cargar las mercancías en un tiempo determinado, ayudando a cargar y descargar.  Las rutas se planean en tiempo excluyendo congestiones y contratiempos. Si el camionero llega tarde, tiene que esperar hasta seis horas o más.

Un camionero puede conducir dos veces un máximo de cinco horas al día, con una pausa de 45 minutos. Por semana el tiempo de conducción se limita a 56 horas. Si no respeta el tiempo de conducción paga una multa de alrededor de 500€. A veces, con un poco de suerte, es la empresa la que paga. Lo principal es qué las mercancías lleguen a su destino. No solamente la cartera y el biorritmo sufren, también la vida familiar porque el camionero no sabe a donde va, a qué hora y cuándo volverá.  El camionero está constantemente bajo presión: el tiempo, la mercancía y la familia.

Otros problemas son las áreas de descanso. No hay aparcamientos adecuados. Si tienes suerte, encuentras uno rápido, si no, tienes que seguir buscando aunque no es fácil debido al tiempo de conducción y la falta de aparcamientos. Además, los camioneros no se sienten seguros durante la noche y no en todos los aparcamientos hay suficientes servicios o instalaciones sanitarias. Abertis Autopistas ha abierto  dos Truck Parks  con mucho éxito. Muchos serán construidos en el futuro.

 

Fuentes: europa.eu, transportemundial.es



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *