Autor: | Categoría: Nuevas tecnologías |

_NIK6052

 

Los almacenes modernos se han convertido en cruciales dentro de la cadena logística global. Tradicionalmente se ha considerado en cierta manera como un departamento poco atractivo, recibiendo menos enfoque e inversión que otros departamentos. La explicación se puede deber en gran medida a que el almacén ha crecido en torno a una idea de producto y se ha tratado como algo que, si bien es fundamental, se ha considerado como una competencia básica en la mayoría de las empresas. Pero lo cierto es que unas buenas prácticas en el almacenaje pueden suponer la ventaja competitiva. Una buena planificación, organización e implementación de procesos mejorarán notablemente la gestión de un almacén y, por tanto, los resultados de la empresa. No menos importante es la medición de rendimientos, lo que facilita el control y la visibilidad en la gestión. Por otra parte, los almacenes mal gestionados traerán consigo consecuencias económicas muy negativas y no solo eso sino que el servicio al cliente final será irremediablemente deteriorado.

El futuro de los almacenes logísticos: robótica humanoide

El sector del almacenaje en la industria logística ha tenido un notable avance en los últimos años. Las tecnologías emergentes han jugado sin duda un papel fundamental, entre ellas las tecnologías de la información, la robótica, la inteligencia artificial, la biotecnología o la nanotecnología. La implementación de estas tecnologías se hace imprescindible si se quiere ser más eficiente y competitivo en los procesos de almacenamiento. Aunque pueda parecer muy futurista, la robótica ya se empieza a aplicar en la gestión de los almacenes, siendo Europa, Japón y EE.UU los mercados pioneros. La incorporcación de la robótica tendrá un impacto positivo en la reducción de los costos por mano de obra, donde las tareas de producción realizadas habitualmente por operadores humanos serán transferidas a un conjunto de elementos tecnológicos, cuya misión principal es ejecutar actividades a menudo forzosas, peligrosas o sensibles. Esto supone que los robots humanoides irán sustituyendo a los humanos en las labores de almacenaje. Según el fundador y presidente del grupo Miebach Consulting, Joaquim Miebach, «más del 50% del personal de los almacenes de logística del mundo podría llegar a ser sustituido por robots en un plazo aproximado de unos 10 años». Obviamente, para lograr esto «la industria robótica tendrá que trabajar mucho y mejorar en todos los aspector los sensores y el nivel de sujeción de sus productos», según Miebach. En la actualidad, ya se están desarrollando robots con brazos mecánicos para tareas como soldadura, manejo de materiales, llenado de bolsas , ensamble de partes electrónicas, pintura, etc.

 

 

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *