Autor: | Categoría: Noticias |

Green City Cargo es un proyecto desarrollado con el objetivo de reducir el tráfico de mercancías en las ciudades. Según un estudio de  la ciudad holandesa de Breda, el 90% del tráfico de los camiones se podría ahorrar. Con ello se reduciría notablemente la contaminación y el ruido de las ciudades.

Green City Cargo, Logistikakademia

Green City Cargo, Logistikakademia

Las ciudades sufren el impacto de la contaminación del aire y del ruido.  Algunas ciudades están en alerta por niveles muy altos de contaminación atmosférica, donde no se consigue ni ver el cielo. España no está en una situación tan alarmante como en Estados Unidos o en Asia pero no por ello hay que dejar de tomar medidas, pues más valer prevenir que curar.

El proyecto Green City Cargo nace por iniciativa de  las asociaciones alemanas Green Logistics World e.V.y la Academia Logística Janz en la ciudad de Múnich para minimizar el impacto de la contaminación, con la idea de crear las llamadas Sub-Hubs y medidas alternativas para  transportar  cargas.

Gracias a las Sub-Hubs, que son almacenes fuera de la ciudad o en la periferia,  se puede hacer posible que los camiones ya no tengan que entrar en los centros de las ciudades. Las cargas se almacenan en los sub-hubs hasta que son recogidas y transportadas por bicicletas o vehículos de tres o cuatro ruedas. El señor Janz,  director de la Academia Logístia Janz, cree que la carga fraccionada puede ser transportada por bicicletas en lugar de camiones en el centro.

Pero, ¿será posible llevar a la práctica esta idea?  Esto sería muy beneficioso porque la calidad del aire en las ciudades empeora continuamente. El transporte de las cargas fraccionadas jugará por tanto un papel importante en las emisiones y el ruido en las ciudades. Cargas de 30 hasta 1.000 kilos podrían ser transportadas de forma alternativa. El 90% de los viajes podrían desaparecer según un estudio holandés.  Los camiones viajan la mayoría de las veces sin o con poca carga por cumplir el tiempo de entrega.

¿Por qué no probar este sistema? Es una buena alternativa para las ciudades y también para la salud de la gente. De momento la ciudad de Múnich va a participar a un experimento con un grupo de transportistas. ¡Vamos con Green City Cargo! ¿Podría ser también posible para ciudades como Madrid, Valencia o Barcelona?