Author: | Category: Curiosidades |

El pasado año tuve la oportunidad de conocer a un estudiante de la Universidad Camilo José Cela del grado en Ciencias del Transporte y Logística en una de las jornadas que el sistema de TIMOCOM organiza regularmente para que los estudiantes conozcan la herramienta de las bolsas de cargas. El profesor que impartía el curso ya me avisó de que Carlos era un estudiante poco común con una trayectoria algo diferente al resto. Joven y ya con una dilatada experiencia y sobre todo con muchas ganas de hacer cosas, Carlos acababa de regresar de una estancia en Corea del Sur. Pasados unos meses, la situación es bien diferente. Confinado como el resto de españoles en su ciudad, Madrid, una de las más afectadas del mundo por la pandemia del Covid-19, Carlos me cuenta un poco su trayectoria, cómo es su vida ahora entre clases online y teletrabajo y sobre su actual proyecto Helpacket en el que participa para ayudar en la pandemia.

Estudiante Transporte Carlos Carrillo

 

Pregunta: A pesar de lo joven que eres tienes una gran experiencia laboral en el sector del transporte, has trabajado en diferentes empresas como Inditex o DB Schenker en diversos departamentos, has vivido y estudiado en Corea del Sur y estás estudiando actualmente un grado en Ciencias del Transporte y Logística en la universidad Camilo José Cela de Madrid. ¿Cómo te ves en el futuro?

La verdad es que dicho así parece que he tenido una trayectoria impecable, pero no es del todo cierto. Déjame que te cuente un poco más sobre mí. Repetí un curso en Bachillerato, empecé una carrera de finanzas la cual dejé tras dos años, y mientras mis compañeros del instituto terminaban sus carreras yo me vi empezando de nuevas otra. Con esto lo que quiero transmitirte es que

jamás hay que darse por vencido, y que para avanzar, a veces hay que pararse y dar un paso atrás.

Gracias a ello, tal y como has avanzado en tu pregunta, he podido trabajar desde los 18 años, desde colaborador en Aldi, pasando por operario logístico en Inditex y volviendo por segunda vez a la que fue mi casa por usos meses, DB Schenker, donde me encuentro ahora en el departamento de Aduanas. Me ha abierto muchas puertas conocer este sector tan increíble y este grado tan prometedor de la mano de la UCJC. Aterricé hace poco en España de nuevo después de vivir unos meses en Corea del Sur y me toca encarar mi último curso de la carrera. ¿Mi futuro? Viendo mi historial no sé que será de mi el año que viene. Ahora mismo estoy muy feliz formándome en DB Schenker, con unos compañeros únicos. Disparando lejos… me encantaría crecer dentro de una gran empresa, conocerla bien, y sentirla como mía. Soy muy sentimental y esto último es muy importante para mí. Pero sin duda, este es mi sector.

Pregunta: Tú vives en Madrid, una de las ciudades del mundo más afectadas del mundo por la crisis del coronavirus, cuéntanos como lo estás viviendo y cómo haces para continuar con tu trabajo/estudios.

Esto que estamos viviendo es algo que difícilmente nos hubiéramos imaginado, pero creo que Madrid está respondiendo bien. Vamos por buen camino. A nivel de estudios,

nos hemos tenido que adaptar con las clases online, pero no podemos quejarnos, somos una generación que ha crecido viendo videos y consumiendo todo el multimedia que podíamos.

En comparación con los sanitarios, nuestra adaptación a sino un juego de niños. Yo sigo con mis clases, con mis proyectos, con mis exámenes a distancia, pero todo sigue igual.

En el ámbito del trabajo sí que quizás ha sido más notoria esta situación y este cambio. Hemos pasado, casi de un día para otro, de trabajar en la oficina, con las comodidades que esto conlleva, a implementar esto del “teletrabajo”. Pantallas, CPU y material de oficina, todo a cuestas, a buscarle un hueco en casa. De un día para otro ves que tu habitación se ha convertido en tu despacho, y que los horarios, ahora son relativos.  tengo la sensación de que me he vuelto un workalcoholic. Tele-trabajando tienes que olvidarte que existe el papel, los montones de expedientes o la impresora multifunción a dos pasos de ti. Obviamente te haces con ello, pero los primeros días tardas el doble en hacer tu trabajo. Tras un mes así ya te acostumbras y te das cuenta de la cantidad de papel que consumes inútilmente. Cuando todo esto acabe -porque acabará- el planeta seguro que agradece esta pandemia.

Pregunta: Háblanos de tu actual proyecto Helpaket. ¿Cómo surgió la idea? Con qué dificultades os estáis encontrando y con que ayudas?

Todo surgió en una clase online del grado «Aprovisionamiento y Tener» que impartía nuestro profesor Rafael Villa. Nos llegó por parte de la universidad un correo informándonos del #Hackathon que estaba organizando la Comunidad de Madrid, y Rafa disparó al aire que tenía alguna idea y que quien quisiera participar, que se lo dijera. Tras hablar con otros dos compañeros para formar grupo, nos faltó tiempo para escribirle. Fue entonces cuando hicimos un brainstorming y surgió este proyecto.

Nos dimos cuenta de que había un gran grueso de personas con ganas de ayudar y capacidad de donar, pero sin una plataforma sencilla que se lo permitiera. Ahí fue cuando empezó a coger forma Helpacket: juntar la demanda de material sanitario o artículos de necesidad, con la oferta de personas con recursos y ganas de ayudar.

Siendo sinceros, nos encontramos con pocas dificultades ya que teníamos un equipo bastante completo, y además, contábamos con el apoyo de la universidad. Empezamos los dos compañeros y yo junto con Rafa, y ahora nos encontramos con dos sanitarios, un publicista, el cuál nos hizo el impresionante vídeo que presentamos, y tres desarrolladores, los cuales están trabajando en la web y el algoritmo que decidirá por necesidades qué material se entregará de la manera más óptima. Siempre bajo el paraguas del Decano de nuestra facultad. Todos estamos muy ilusionados y con muchas ganas de que pueda hacerse realidad. Aportar nuestro granito de arena a esta situación tan difícil.

Pregunta: ¿Crees que esta crisis va a traer cosas buenas? ¿Qué conclusiones puedes sacar?

Creo que va a ser una crisis bastante fuerte. Primero por la cantidad de vidas que se están yendo a diario. Son miles de familias que están perdiendo a personas importantes en sus vidas. Algo difícilmente reparable. Y segundo, por el increíble agujero económico que se está creando que ya veremos cómo tapar. No dejamos de escuchar en las noticias nuevos ERTEs o nuevas empresas que no lo superan. Va ser una situación cuanto menos dura.

Mirando el lado positivo, me ilusiona ver lo unido que está el país con esta situación. Todos a las 20:00 saliendo a los balcones a aplaudir a nuestros Héroes con bata, después viendo a comunidades de vecinos enteras bailando y cantando juntos o haciendo quedadas online con toda la familia y amigos recordándonos que aunque todos estemos de confinamiento, no estamos solos. Me alegra mucho ver la unidad que está creando.

Pregunta: ¿Qué mensaje transmitirías a los millones de estudiantes que se están viendo en tu situación?

Les transmitiría que hicieran todo lo posible por adaptarse a esta situación. Son momentos difíciles y todos debemos remar en la misma dirección. Soy consciente de que no todos los estudiantes gozan de un internet ilimitado o no tienen los recursos necesarios para poder continuar con el año académico, pero seguro que entre todos encontramos una solución. Una de las cosas que pretende hacer Helpacket es también ayudar a esos estudiantes, con donaciones de aparatos electrónicos o con lo que se requiera.Es momento de estar unidos ayudándonos.

Pregunta:  ¿Qué proyectos te gustaría seguir realizando?

Mi futuro es tan incierto como esta crisis. A corto plazo voy a hacer todo lo posible porque el proyecto Helpacket pueda hacerse realidad. Quiero aportar mi granito, y no quiero llegar tarde a ello. A medio plazo, me encantaría progresar en la empresa en la que me encuentro, o bien encontrar un trabajo en una empresa que me permitiera crecer. Siempre en el sector de la Logística. Creo que tengo muchas cosas que aportar. No hay muchos estudiantes que tengan la experiencia laboral que tengo yo. Aposté fuerte por ello desde bien joven, y pretendo sacarle todo el partido posible. Estoy abierto a todo en el futuro. Pero tengo que admitir que estoy muy feliz en DB Schenker. Con esto del teletrabajo ves lo sobrevalorado que está. Echo de menos la oficina, y no pensé que diría esto nunca.