Autor: | Categoría: Noticias, Transporte por carretera |

calais.2

En Francia los camioneros no lo tienen nada fácil. Si se pasa por Calais hay que tener en cuenta que es muy posible encontrarse con multitud de refugiados escondidos en camiones o bloqueando la entrada al eurotunel. Recordemos que Calais en el punto de Francia más cercano a Inglaterra y por ello es la principal ruta de acceso a Reino Unido. La policía ha reforzado la seguridad en este área pero nos seguimos encontrando con imágenes muy duras de gendarmes franceses deteniendo a inmigrantes. Un situación muy difícil también para los camioneros que tienen que aguantar esperas de hasta 25 horas, además de sufrir horas de cansancio y miedo. Algunos camioneros españoles aseguraban que “no te puedes parar en ningún lugar porque aprovechan para entrar”. Algunos incluso dejan que la policía se ocupe de alejar a los migrantes de sus vehículos por temor a que les pase algo.

El drama humano que se está viviendo actualmente en muchos países con los refugiados es difícil de obviar y se ha convertido en unas de las principales preocupaciones de la política europea. Ya sea por mar o por tierra, los miles de refugiados ponen en peligro diariamente su vida para intentar llegar a su destino, a países que se convierten en su tierra prometida donde esperan mejorar sus condiciones de vida. En este caso son miles de migrantes que intentan llegar a Reino Unido por medio de camiones, su última esperanza.

Por si fuera poco, desde el pasado 26 de julio los agricultores franceses protestan también contra los camioneros extranjeros, acusando una situación de competencia desleal con sus países vecinos España y Alemania. Alguno de los manifestantes se quejaba de que “los consumidores hoy cuando van a comprar perejil, creen que están comprando un producto local francés y se encuentra con que no sabe de dónde viene. No hay etiquetas de origen” , declaraba Didier Petterman, un vinicultor de Bretaña. Los bajos costes de producción al contratar trabajadores que vienen de países de Europa del Este sería la causa de que el precio final del producto también baje, con el que los agricultores franceses no podrían competir. Una situación injusta para los agricultores franceses, como lo es también que los camioneros españoles o alemanes paguen los platos rotos. Las imágenes recientes que hemos visto que han tenido lugar en la frontera con España donde camiones españoles eran bloqueados y vaciados por la ira de los franceses son difíciles de justificar. Es la forma de expresar su ira y frustración pero ¿tienen la culpa los camioneros españoles? ¿no hay otra forma de expresar su inconformidad y malestar? Está claro que por las malas no van a lograr conseguir mejorar las condiciones. Me parece más un acto de rabieta que a sabiendas de que poco se puede conseguir por estos medios al menos les permite desahogarse de la forma más primitiva posible.  Por su parte, el ministerio de Exteriores español ha expresado formalmente su queja por las intimidaciones y agresiones sufridas por varios camiones españoles. Esperemos que los camioneros españoles no tengan que volver a vivir estas lamentables situaciones y que los agricultores franceses consigan por otros medios, poder acabar con la competencia desleal.

francia

Quelle: euronews



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *