Autor: | Categoría: Noticias |

Brexit salida Gran Bretaña Europa

Implicaciones de la salida del Reino Unido de la Unión Europea para el sector de la logística

Solo queda una semana para la celebración del referéndum sobre la UE en el Reino Unido. El próximo 23 de junio, los británicos votarán sobre el destino de la isla y del resto de la Unión Europea cuando contesten a la pregunta de si su país debe ser el primero en abandonar voluntariamente la Unión Europea. A pocos días del referéndum, el resultado de la votación se presenta incierto. En las encuestas, los partidarios del sí y del no están prácticamente igualados. El sector de la logística y del transporte se muestra cada vez más preocupado.

 

No hay duda de que el Reino Unido ostenta una posición especial dentro de los países de la Unión Europea. El país tiene su propia moneda, no pertenece al espacio Schengen y disfruta de un alto grado de soberanía económica. Al mismo tiempo, la economía británica está estrechamente vinculada a la de la UE. En 2015, por ejemplo, el 43,7 % de las exportaciones del Reino Unido se destinaron a la UE, mientras que las importaciones procedentes de la UE representaron el 53,1 % en la isla. La UE es, por tanto, el principal socio comercial del Reino Unido.

 

El ‘Brexit’ podría salir caro

Si el Reino Unido se decidiera por una salida de la Unión Europea con una independencia plena, las implicaciones serían de gran alcance. El Brexit supondría que el Reino Unido quedaría fuera de unos 50 acuerdos de libre comercio contraídos entre la UE y países terceros, unos acuerdos que, en consecuencia, tendrían que ser objeto de nuevas negociaciones. El presidente estadounidense Barack Obama ya ha anunciado que, cuando llegue el momento de renegociar los acuerdos bilaterales, los británicos deberán «ponerse a la cola». Las barreras comerciales incrementan los precios de las importaciones para los consumidores y las empresas productoras que dependen de las importaciones. En consecuencia, no solo se encarecerían las exportaciones, sino también las mercancías producidas en el país destinadas al mercado nacional. Este hecho afectaría especialmente a los británicos, pero también tendría implicaciones para el resto de la Unión Europea.

En general, la salida británica de la UE afectaría a todos los procesos transfronterizos de todos los ámbitos de la vida y la economía. Dado que deberían reintroducirse los controles aduaneros, los tiempos de transporte se alargarían, lo que a su vez provocaría la ralentización general de los procesos logísticos.

 

El ‘Brexit’: un hecho sin precedentes

Maria Toft Madsen de TimoCom, la mayor plataforma europea de transporte, es Country Manager para el Norte de Europa, encargada también del mercado británico. En la plataforma de transporte de TimoCom se publican a diario hasta medio millón de ofertas internacionales de cargas y camiones de toda Europa. Madsen no se ha dejado contagiar, sin embargo, por el nerviosismo general por un posible ‘Brexit’: «Claro que sería deseable para el sector europeo del transporte y la logística que el Reino Unido permaneciera en la Unión Europa. No obstante, no comparto el pesimismo de otros expertos con respecto al ‘Brexit’. Pensamos que la plataforma de transporte TimoCom registraría en un primer momento un retroceso en el volumen de transporte con origen en y destino al Reino Unido. Sin embargo, esta situación se estabilizaría con el tiempo, puesto que seguirá existiendo un intercambio de mercancías con el Reino Unido. Nuestros clientes de la UE comercializarían con el Reino Unido como con cualquier otro país no comunitario, por ejemplo Turquía o Noruega. Por otra parte, la previsible depreciación de la libra esterlina podría conllevar a la vez un aumento de la exportación procedente de la isla. Ahora mismo se plantean numerosos escenarios posibles y un acontecimiento como el posible ‘Brexit’ carece hasta la fecha de precedentes, por lo que la incertidumbre que ahora vive Europa es comprensible».

 

El sector británico de la logística está dividido

La incertidumbre también domina el Reino Unido. Una reciente encuesta realizada por la red británica del sector de la logística IMHX refleja las opiniones que merece el ‘Brexit’ en el sector. Los resultados no pueden ser más sorprendentes: A nivel personal, una mayoría de los encuestados prefieren la salida británica de la UE. Al mismo tiempo, consideran que sería mejor para sus empresas que el país permaneciera en la Unión Europea.

Tampoco existe unanimidad sobre la cuestión de las implicaciones que tendría para las empresas una salida británica de la Unión Europea. La mayoría de los encuestados (38 %) consideran que el ‘Brexit’ tendría consecuencias negativas para el crecimiento de su empresa. El 33 % indicó que la salida de la Unión Europea no tendría ninguna consecuencia. Solo uno de cada cinco encuestados opina que el ‘Brexit’ beneficiaría al sector.

Al examinar los debates, los informes y las encuestas sobre el ‘Brexit’, se llega rápidamente a la conclusión de que solo una cosa está segura: nada. Cuanto más se acerca la fecha del referéndum, más difícil es identificar líneas o tendencias claras. Solamente nos queda esperar que una decisión de tal envergadura se base principalmente en argumentos bien fundados.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *