Autor: | Categoría: Noticias, Transporte por carretera |

LKW_30_300x450px_72dpi_RGB

El nuevo año empieza con novedades en el mundo del transporte por carretera. Esta vez, se trata de la medida impuesta por Alemania y que ha entrado en vigor el 1 de enero del 2015 que establece el salario mínimo obligatorio en 8,5 euros la hora para todos los sectores, incluido el transporte por carretera.  Hasta aquí todo bien, pero la medida no solo afectará a las empresas alemanas, sino que en el tema del transporte por carretera afectará también al salario de los camioneros no alemanes pero que pasen por suelo alemán. De esta forma, todos los trabajadores que se encuentren en suelo alemán deberán cobrar el salario mínimo interprofesional vigente en Alemania, independientemente del país en el que radique la empresa para la que trabajen.

Procedimiento a seguir

El procedimiento para una empresa extranjera será rellanar un formulario que deberá ser enviado por fax al Bundesfinanzdirektion West de Colonia antes de realizar cualquier operación de transporte en Alemania. En el formulario deberá aparecer la fecha de incio y duración estimada del transporte sobre el territorio alemán. También sera necesaria una carta que certifique que se puede proporcionar el comprobante de pago de los salarios mínimos. Una medida bastante difícil de controlar y de llevar a la práctica.

Motivos de la medida

Evidentemente los motivos de Alemania es la lucha contra el dumping social y proteger a los camioneros alemanes que se ven en desventaja a la hora de competir con un camionero por ejemplo de Europa del Este, donde los salarios son mucho menores. Una empresa de transportes alemana que tenga que elegir entre contratar a un conductor alemán o a un polaco, por ejemplo, con esta nueva medida no tendría ninguna ventaja supuestamente al contratar al polaco, que hasta ahora había sido claramente el menor precio.

¿Pero qué pasa con el camionero español?

En el caso de un camionero español y teniendo en cuenta que no existe un salario mínimo igual en toda España,  la empresa española que pague a sus conductores menos de 8,5€/hora y que tenga que pasar por territorio alemán podría tener las siguientes repercusiones:

  • La empresa española que no paga este salario mínimo a sus conductores no altera estos salarios arriesgándose así a transitar por Alemania y ser controlada. Las multas podrían ir hasta los 500.000€.
  • La empresa española que realiza transportes con Alemania aumenta los salarios a sus conductores, con lo que los conductores españoles se ven beneficiados con la medida.

Está claro que la medida beneficiará sobre todo al camionero alemán, pudiendo incluso denunciar a su propia empresa en el caso de que no le pague el salario mínimo estipulado. De la misma forma, una empresa de transportes podría incluso denunciar a una empresa competidora si sabe que paga a sus camioneros menos que lo establecido legalmente. La medida en Alemania por tanto podría ser un arma de doble filo.

Otra de las preguntas es qué pasaría si todos los países de Europa impusieran esta medida. Esta claro que es inviable que cada país europea haga lo mismo que Alemania, puesto que pasaría si también los países del norte de Europa donde los salarios son bastante más altos que en Alemania impusiera esta medida también para los conductores de toda Europa, incluidos los alemanes?

En cualquiera de los casos, deberemos esperar para saber lo que va a pasar. Pero lo que de momento parece que hay es un gran escepticismo ante la medida, ya que parece difícil de poner en la práctica y de controlar.